sábado, 3 de junio de 2017

ME LO PIDO


    Soy persona de viajar mucho y siempre me gusta hacerlo con maletas grandes. Más que por lo que me tengo que llevar, por lo que me tengo que traer. Con el tiempo me empezaron a gustar más las escapadas cortas, de dos o tres días, pero eso sí, cada vez las maletas crecían de tamaño. 

   Comencé con lo típico, que si un bolígrafo, que si una toalla... Que mira que albornoz más mono y con zapatillas a juego. Que ahora vacío el minibar. Pero qué cuadro más chulo. Esa colcha me quedaría de muerte en mi dormitorio. Y poco a poco todo fue a mayores. Una de mis prendas más preciadas fue ese televisor de pantalla plana de aquel hotelito de la costa. Pero lo de mi último viaje ha sido el no va más, me he superado. ¡Ay!, es que el botones era tan guapo.


Fotografía: Mike Dempsey

No hay comentarios:

Publicar un comentario